Traslado en Silkeborg

Si decidió ir a algún lugar durante las vacaciones de Navidad, podemos recomendarle Silkeborg, una ciudad danesa. Como en todos los lugares europeos, en esta ciudad a la gente le gustan los preparativos para la celebración más importante de un año. La ciudad se convierte en un verdadero milagro navideño: ferias, calles iluminadas con guirnaldas y comidas y bebidas tradicionales.

En verano, Silkeborg es perfecto para actividades al aire libre gracias a varios paisajes: bosques, colinas de Himmelberg y lagos. Se cree que esta región es la más bella del país.

La forma más cómoda de llegar a Silkeborg es ir a Copenhague y luego volar con un traslado al aeropuerto más cercano (por ejemplo, en Billund, Aalborg o Aarhus) porque en Silkeborg no hay. El servicio de autobuses está bien desarrollado en esta ciudad; debido al pequeño tamaño, es posible llegar a cualquier lugar de forma rápida y cómoda. Si no desea que su viaje dependa de los horarios de los autobuses, puede contratar un traslado en Silkeborg; su transporte a un hotel será mucho más placentero.

En relación con muchas otras ciudades, Silkeborg es joven. Se dice que se fundó a mediados del siglo XIX, aunque en el siglo XV ya había un castillo. En el siglo XVIII, se fundó la mansión Silkeborg. Ahora es un museo histórico; es mejor comenzar a descubrir los lugares de interés de Silkeborg desde aquí. En la exposición, hay un artículo absolutamente único: restos milagrosamente preservados de un humano de 2200 años que fue encontrado en un lago de turba cercano.

¿Qué más hay para ver en Silkeborg? La historia de la ciudad está estrechamente relacionada con los lagos y ríos en los que se encuentra. En el siglo XIX, los cuerpos de agua locales apoyaron la industria de las ciudades en desarrollo. El monumento a uno de los trabajadores de la fábrica y fundadores de la ciudad se encuentra en la plaza principal. Por la noche se organizan espectáculos de luces en esta plaza.

A la población de Silkeborg le gustan varios eventos. Además del golf, la pesca y los deportes acuáticos, las personas pueden disfrutar de numerosos festivales locales. Cada tres años, el festival de fuegos artificiales tiene lugar aquí y el festival River Boat Jazz tiene lugar en julio. Son 5 días de música, reuniones con bandas y entrenamiento musical. El Silkeborg a menudo se llama la capital musical de Dinamarca.

El transporte público en la ciudad es muy cómodo ya que hay 16 rutas de autobuses. Si tiene problemas para descifrar el mapa, siempre puede usar un taxi. Sugerimos caminar más ya que muchos lugares son inaccesibles en el transporte.

Cada turista puede encontrar algo que le guste: museos, paseos por la ciudad o incluso actividades deportivas. El clima en Silkeborg es favorable para la recreación al aire libre. El clima local es mucho más suave que en el resto del país.

Los entusiastas del aire libre adorarían la naturaleza local. El país de los lagos es un excelente lugar para picnics, caminatas y pesca. Hay lugares especiales para esto en todas partes y se mantienen cuidadosamente. Puedes alquilar todo el equipo necesario en la ciudad. Para disfrutar de las vistas de la naturaleza del norte y el aire fresco, puede alquilar un automóvil con conductor en Silkeborg.